Un Tiranosaurio Rex y un Triceratops pelearon hasta la muerte y así encontraron sus restos óseos 67 millones de años después

Cazadores de fósiles profesionales encontraron, en el 2006, los restos de dos míticos dinosaurios. En Montana, Estados Unidos, hallaron los huesos de un Tiranosaurio Rex y un Triceratops. La particularidad de este encuentro es que ambas criaturas murieron luchando. El T-Rex intentaba matar a su presa y esta se defendió. Entonces esto los llevó a su irremediable perdida de vida.

Sin embargo, como igual habrían muerto por el evento que los llevó a su extinción, le dejaron una evidencia invaluable a la actual especie que domina el planeta. El hallazgo revela características impresionantes de la forma de vida de los dinosaurios.

De esta manera detallaron los científicos que todavía arman el “rompe cabezas”, lo que ocurrió entre ambas bestias. En primer lugar fueron capaces de identificar el contorno de los cuerpos de cada uno. Además de las impresiones de la piel y las lesiones que sufrieron, producto del combate. Sorprende que aun puedan notar que los dientes del Tiranosaurio están atascados en los restos del Triceratops.

Restos. Foto Matt Zeher

Recreación de la batalla entre el Tiranosaurio y el Triceratops

Reseña el portal Daily Mail, que los restos solo han sido vistos por unas pocas docenas de personas. Entre ellas están los que las encontraron y los que las adquirieron con fines científicos. Trabajan en recrear la batalla para ponerla en exhibición.

Publica el portal antes mencionado que tomó 14 años extraer cada uno de los esqueletos. Juntos suman un peso aproximado a las 14 toneladas. La compra de estos restos se hizo por parte de una organización sin fines de lucro. Se trata de Friends of the North Carolina Museum of Natural Sciences. Este mismo organismo los donó hacia el Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte.

Restos. Foto Matt Zeher 2

La Dra. Lindsay Zanno dijo que “Este fósil cambiará para siempre nuestra visión de los dos dinosaurios favoritos del mundo”. Zanno es jefa de paleontología del museo que recibió los restos.

Posiblemente después del primer trimestre del 2021 los restos estén exhibidos en el museo, indicaron.

 



Link