Rocket Lab logró traer de vuelta a la Tierra el cohete Electron, que previamente envió hacia la órbita

Rocket Lab anunció el éxito de la vuelta de su cohete: Electron, a la Tierra. Se trata del proyecto bandera que la empresa espacial tiene para ofrecer frecuencia en los viajes orbitales. El aparato bajó suavemente en un paracaídas, hasta caer en el océano.

El principal objetivo de Rocket Lab es llevar cargas livianas hacia la órbita de la Tierra. Dichas cargas no deberían pasar de los 150 kilógramos. Se trata de material útil para los satélites e incluso, si se lo proponen para la Estación Espacial Internacional.

Los cohetes de Rocket Lab son capaces de alcanzar una elevación de 500 kilómetros sobre la Tierra. A esta distancia se la considera como la órbita baja de la atmósfera, territorio cercano a donde está la ISS. Entonces la piedra angular de su proyecto es Electron. Un cohete que pretenden hacerlo reutilizable para ejecutar varios viajes.

Electron

El retorno de Electron hacia la Tierra

Reseña The Verge, que el proceso de retorno que ejecuta la empresa Rocket Lab, es diferente al de SpaceX. En primer lugar, la corporación que dirige Elon Musk es conocida por hacer retornar sus cohetes en plataformas de aterrizaje.

Mientras que, en el caso de Rocket Lab, el Electron llega con otro proceso. Se hace a través de un vuelo de forma controlada. Al situarse en cierta altitud, el aparato despliega un paracaídas. Entonces un helicóptero viaja hacia el sitio y sujeta las líneas del paracaídas para que, en su choque con el agua, no se golpee el hardware.

Esta fue la décimo sexta prueba que realiza Rocket Lab. Y precisamente esos fueron los pasos relevantes del ensayo. Peter Beck, CEO de la empresa mostró su emoción a través de su Twitter personal. Prácticamente estuvo narrando todas las eventualidades del retorno de Electron a la zona terrestre.

 



Link