Las mascarillas faciales no dificultan la respiración durante el ejercicio, según otro estudio

Se han planteado muchas dudas sobre si el uso de mascarillas durante el ejercicio vigoroso podría comprometer la absorción de oxígeno o aumentar la reinspiración de dióxido de carbono, lo que conduce a una condición (hipoxia hipercápnica) en la que el aumento de dióxido de carbono desplaza el oxígeno en la sangre. Pero no parece que sea así.

Un nuevo estudio de la Universidad de Saskatchewan (USask, Canadá) ha descubierto que el rendimiento del ejercicio y los niveles de oxígeno en la sangre y los músculos no se ven afectados para las personas sanas que usan una mascarilla durante los entrenamientos extenuantes.


No hay pruebas

El estudio, publicado en International Journal of Environmental Research and Public Health, no encontró pruebas que respalden las preocupaciones de algunos deportistas.

El estudio evaluó el uso de una mascarilla de tela de tres capas, e involucró a 14 hombres y mujeres físicamente activos y sanos, controlándose los efectos de la dieta, la actividad física previa y el sueño durante las 24 horas previas a la prueba.

Mascarillas, ahora sí, ahora no: qué sabemos sobre la normativa y la evidencia sobre su efectividad (Despeja la X, 1x95)

Se pidió a los participantes que hicieran un breve calentamiento en una bicicleta estática. La prueba de ejercicio implicó un aumento progresivo de la intensidad en la bicicleta mientras mantenían una frecuencia de pedaleo requerida. Una vez que no pudieron mantener la velocidad del pedal, la prueba terminó.

El equipo evaluó a los participantes, que hicieron la prueba tres veces cada uno, una vez con una mascarilla quirúrgica, otra vez con una mascarilla de tela y otra vez sin mascarilla. El equipo registró los niveles de oxígeno en sangre de los participantes y los niveles de oxígeno en los músculos durante la prueba utilizando herramientas de medición no invasivas.

Link