La siguiente ‘miniluna’ de la Tierra probablemente sea chatarra espacial de la década de los 60

Cada cierto periodo de tiempo entra en la órbita de la Tierra algún objeto temporal que está de paso por el Sistema Solar. Se les conoce como minilunas y generalmente son asteroides que orbitan la Tierra debido a su gravedad durante unos meses hasta seguir con su trayectoria. Ahora bien, la próxima miniluna que tengamos probablemente no sea una roca, sino un pedazo de cohete de la NASA utilizado en una misión lunar décadas atrás.


Riesgo de impacto de un asteroide: así son los ejercicios que los astronautas hacen para evaluarlo (y pensar qué hacer)

El objeto fue identificado por primera vez en septiembre de este año por un equipo de investigadores del Observatorio de Hawai. Bajo el nombre de ‘Asteroid 2020 SO’, se calculó y simuló la trayectoria de este objeto que se está acercando a la Tierra. Si todo va según lo planeado, estará en nuestra órbita desde este mes de octubre hasta mayo de 2021. La trayectoria de momento es algo caótica, por lo que seguramente varié a medida que se acerque más y se realicen cálculos más certeros.

Atlas-Centaur y Surveyor 2

Lo cierto es que este asteroide puede que no sea un asteroide como los conocemos al uso. El objeto que se acerca en sí es un tanto extraño: se mueve más lento de lo normal y tiene un plano muy similar al de la Tierra en el Sistema Solar. Para algunos investigadores esto son razones suficientes para pensar de que en realidad no es un trozo de roca sino más bien de chatarra.

Por las medidas que tiene (casi ocho metros) y las características descritas previamente, se cree que podría tratarse de la etapa de algún cohete utilizado en alguna misión a la Luna. Durante la carrera espacial y con diferentes misiones a la Luna, las etapas de los cohetes acabaron abandonadas en el espacio. Estas a menudo órbita la Luna o caen en la órbita del Sol. Pero claro, también pueden escapar y cruzarse con la Tierra.

Screenshot 1

En este caso concreto se cree que se trata de chatarra de la misión Surveyor 2 de la NASA, que se llevó a cabo en 1966. Realmente no se trataría de un trozo de la nave, sino del cohete que la sacó de la Tierra, un Atlas-Centaur. Pero claro, no lo podremos saber con certeza hasta que el objeto se acerque lo suficiente y pueda ser estudiado mejor.

Lo que sí que queda claro es que el objeto se está acercando a la Tierra y la va a orbitar durante unos meses. No es la primera miniluna que recibimos, justamente hace unos meses tuvimos la última y previamente se sabe sólo de una más que fue registrada en 2006, el asteroide 2006 RH120. La tercera quizás sea algo que nosotros mismos hemos enviado al espacio.

Vía | CBS

Link