Estudio: una de cada 50 personas no es capaz de captar el olor a pescado y lo confunde con este dulce aroma

En Islandia, un grupo de científicos llevó a cabo un estudio peculiar, curioso y bastante interesante. Habla de la capacidad que tienen las personas para percibir algunos olores que para muchos podrían ser desagradables. Hacen hincapié específico en el olor a pescado, el cual podrían confundir con algunos aromas dulces. Con esto se refieren a caramelos o rosas. Explican la manera en la que se activan menos de la mitad de los genes olfativos que tenemos en nuestro ADN.

El estudio es de la autoría de una genetista de la empresa biofarmacéutica deCODE Genetics, en Islandia. Rosa Gisladottir explica las variantes del olor en cada persona. Y como esto influye de manera curiosa en un inusual grupo.

Rosa -justo ese es el nombre de la islandesa- analizó los genomas de alrededor de 9.000 personas. Entonces comparó el desempeño con varias pruebas de olfato. Cada ser humano cuenta con al menos 855 genes olfativos en su ADN. Sin embargo solo utilizan alrededor de 400.

Asimismo los científicos todavía no son capaces de explicar el porqué hay una perdida tan grande de las capacidades del olfato. Además que tampoco comprenden las razones de tantas variaciones ante algún olor en específico.

Olor Pescado

El olor a pescado en un grupo de islandeses

“Descubrimos variantes de secuencia que influyen en la forma en que percibimos y describimos los olores de pescado, regaliz y canela”, dijo Rosa Gisladottir en referencia al experimento de las más de 9 mil personas. Encontraron que 2.204 tenían la presencia de receptor olfativo llamado Receptor 5. Este es capaz de cambiar la forma que se percibe la trimetilamina, un compuesto del pescado, reseñó Daily Mail.

“Quienes fueron sometidos al olor a pescado, lo describen de manera positiva o neutral. Afirman que están en la presencia de un olor a rosas, caramelo o patatas”, Sentenció Gisladottir



Link