Estudio: la raza humana sigue evolucionando y los científicos lo demuestran a través de la presencia de una arteria

Científicos de dos universidades australianas han encontrado evidencias que sugieren que los humanos todavía estamos evolucionando. Con esto se refieren a que nuestra anatomía puede seguir cambiando. Tienen registros de la formación del cuerpo humano de hace 140 años. Y recientemente notaron las diferencia que hay aproximadamente siglo y medio después, a través de una simple arteria.

La raza humana sigue evolucionando y los científicos de las universidades de Flinders y Adelaide tienen pruebas. Se trata de una arteria que se forma en el proceso de gestación. Esta arteria aparece en el antebrazo y ocho semanas después del nacimiento desaparece. Entonces se forman otras dos, que son con las que vivimos el resto de nuestras vidas.

Sin embargo se registraba un acontecimiento inusual. En algunos bebés esta primera arteria no desaparecía. Pero las otras dos también se formaban. Entonces las personas vivían con las tres arterias en el antebrazo. Para 1880 esto significaba el 10 por ciento de las personas. Finalmente los números que se reflejan en la actualidad es un aumento del 30%.

Arteria (Daily Mail)

La arteria del antebrazo

Los científicos identifican que la formación de esta arteria podría ser el resultado de un problema de salud de la madre. No obstante esto no significa que será un problema para la vida del neonato. Es más se atreven a manifestar que genera un mejor flujo sanguíneo.

“Desde el siglo XVIII, los anatomistas han estado estudiando la prevalencia de esta arteria en adultos y nuestro estudio muestra que está aumentando claramente”, dijo el Dr. Teghan Lucas, de la Universidad de Flinders, según reseñó Daily Mail.

Añadió: “La prevalencia fue de alrededor del 10 por ciento en las personas nacidas a mediados de la década de 1880 en comparación con el 30% en las nacidas a fines del siglo XX, por lo que es un aumento significativo en un período de tiempo bastante corto, en lo que respecta a la evolución. Si esta tendencia continúa, la mayoría de las personas tendrán la arteria mediana del antebrazo para el 2100”, sentenció.

 



Link