Este bolso de latón ha sido identificado como uno de los primeros ejemplos supervivientes de un bolso de mujer

El elaborado bolso se fabricó en Mosul, Irak, alrededor del 1300 d.C. Hecho de latón, con incrustaciones de oro y plata, ha sido identificado como uno de los primeros ejemplos supervivientes de un bolso de mujer.

Existe evidencia más antigua de carteras, como partes de una cartera de 4.200 años encontradas en Alemania. Pero este bolso, sin embargo, se mantiene relativamente bien conservado y entero.


Tela y cuero se degradan rápidamente

El bolso es un recipiente de latón con incrustaciones de intrincadas escenas de la vida cortesana en oro y plata, y probablemente perteneció a una miembro de alto rango de la Corte.

Fue parte de la exposición ‘Corte y artesanía: una obra maestra del norte de Irak’ que se llevó a cabo en la Courtauld Gallery de Londres y que se centra en el arte y la artesanía elaborados en el área alrededor de Mosul durante el gobierno de los ilkhanids: fuerzas mongolas bajo el liderazgo de Hulagu Khan que conquistó gran parte del Medio Oriente a mediados del siglo XIII.

Las carteras hechos con otros materiales como la tela y el cuero son raros en el registro arqueológico, no porque no fueran populares, sino porque el cuero y la tela tienden a degradarse mucho más rápidamente que el metal, la piedra u otros materiales. Conservar carteras después de la excavación también puede ser complicado.

Es más fácil hallar monderos como este de Sutton Hoo, lugar situado en Suffolk, Reino Unido en el que se encontraron en 1939 restos de un barco funerario del siglo VII así como diversos utensilios.

Sutton Hoo ha sido de vital importancia para los historiadores de la Edad Media ya que aportó información sobre ese periodo en Inglaterra; periodo que hasta el hallazgo estaba muy poco documentado:

Sutton Hoo Purse Clasp

En Europa, antiguamente, el trabajo de orfebrería, el bordado, la calidad de la bolsa o monedero señalaban el “status social” de la persona que era portadora

Link