escucha en tus cascos el sonido de la oficina

Teletrabajo y ruido de oficinaEl teletrabajo ofrece múltiples ventajas y más en este tiempo extraño en el que acercarse a otra persona se ha convertido en factor de riesgo. Siempre fue temerario reducir distancias con el prójimo -que se lo digan a Sartre- pero, a los peligros habituales, se añade ahora el del contagio por coronavirus.

Afirmaba el filósofo francés que el infierno son los otros y no le faltaba algo de razón. A menudo, en esas oficinas ahora tan vacías, huele a algo que se churrusca. Puede ser un trabajador cualquiera -quizás un poco quemado- o Pedro Botero, que adoptando la forma humana de manager de la cosa, aviva las brasas.

Por los pasillos deambulan trabajadores de cuello blanco que hablan por el teléfono como si este fuera un megáfono, en las mesas interpretan un original concierto los aporreadores de teclados y, frente a una pantalla blanca, un genio del Powerpoint quiere dejar su impronta en cada transición entre diapositivas emulando el padre del montaje cinematográfico, el ruso Eisenstein…Que mucho peor es subirse a un andamio, pero la vida del oficinista también puede ser dura.

teletrabajo y melancolía

El teletrabajo ha supuesto un alivio para muchos empleados que han cambiado el ruido de la fotocopiadora por el de la olla exprés, los chistes inoportunos de su vecino de mesa por el llanto inconsolable de un bebé o las exigencias de su jefe por las de su pareja, de las que hasta hace unos meses se libraba durante ocho horitas que, bien pensado, sabían a gloria.

Pero el ser humano es un misterio de profundidad insondable y hay quien echa de menos la vida en la oficina, con sus característicos ruidos. Pues bien, esos extraños habitantes del planeta pueden encontrar alivio a su melancolía en la web mynoise.net.

En ella, el ingeniero de sonido Stéphane Pigeon pone a nuestra disposición Calm Office, un generador de sonido con diez tonos que replican el sonido de teclados y ratones de ordenador, de colegas conversando, del aparato del aire acondicionado, de la fotocopiadora, el escáner o del reloj de la oficina. Como explica el creador de esta web, esta ofrece “el ruido de la oficina, sin que el jefe te grite”.

Pigeon justifica su creación por el hecho de que “si bien algunas personas tienen dificultades para trabajar en un entorno ruidoso, otras sienten lo contrario. Una vez que han adquirido la capacidad de concentrarse con ese ruido ambiental, le resulta sorprendentemente difícil trabajar desde una casa en calma.

Pues nada, este generador de sonido interactivo permite a los teletrabajadores crear su ambiente de trabajo ideal. Si usted, lector, es uno de ellos, pruebe: Calm Office está disponible tanto en escritorio como en forma de App para IOS.



Link