Dime con quién vivís y te diré a quién os parecéis, queridos gatos

gatos

Todos los que tengan una mascota, en este caso hablamos de gatos, habrán oído alguna vez aquello de que, muchas de ellas acaban pareciéndose a sus dueños. Y no solo estamos hablando de las costumbres que, como no, se acaban pegando. Hay parecidos que transcienden y alcanzan un plano físico casi surrealista a la par que divertido.

El artista Gerrard Gethings se ha encargado de retratar estas similitudes, mostrando al público unas creaciones gatunas que comprueban esta teoría. Si es que, todo se pega menos la hermosura.

Parecidos gatunos más que razonables

«Do You Look Like Your Cat?», así ha sido bautizado este proyecto en el que Gethings se ha encargado de demostrar a través de una serie de fotografías que los gatos y los humanos pueden tener un parecido más que razonable. Lo cierto es que no es la primera vez que este artista retrata animales, una de sus especialidades. El objetivo de Gething siempre ha sido, tal y como cuenta en su página web, mostrar a los animales (en este caso a los gatos) «como si fueran sujetos de pinturas clásicas: criaturas complejas, llenas de patetismo y carácter».

gatos

«Hacer fotografías de animales es complicado en casi todos los sentidos. Nunca he conocido a uno que tenga el más mínimo interés en la fotografía», explica el artista de Wigan (Reino Unido) en su biografía. Sin embargo, ha conseguido que muchos gatos parezcan la reencarnación de sus propios dueños.

gatos

gatos

Humanos que se reflejan en sus gatos

A lo largo de los años se han realizado diferentes investigaciones para determinar si realmente las mascotas se parecen a sus dueños. Uno de estos estudios, publicado en la revista científica ‘PLOS One‘ y realizado en colaboración por las universidades de Nottingham Treny y Lincoln, aseguraba que nuestros gatos son el reflejo de nuestros comportamientos.

Después de entrevistar a más de 3.000 dueños de gatos del Reino Unido, haciéndoles preguntas sobre su personalidad y la de sus mascotas, se llegó a la conclusión de que la forma de actuar de los dueños tenía una serie de consecuencias en la personalidad de los gatos. Sin embargo, la propia investigación avisaba de que los comportamientos del dueño pueden influir de una manera en un animal de una especie y de una diferente en otra. Impredecibles estos peludos nuestros.



Link