Así despega y aterriza con éxito New Shepard, el cohete de Blue Origin con el que Jeff Bezos quiere enviar turistas al espacio

No todo es SpaceX, Blue Origin poco a poco está desarrollando también sus cohetes en esta nueva y particular carrera espacial del sector privado. La compañía de Jeff Bezos ha realizado en las últimas horas con éxito su séptimo viaje de ida y vuelta al espacio para el cohete New Shepard. Este cohete es el más avanzado de la compañía y si bien aún está en pruebas, esperan que sea el utilizado para llevar personas al espacio y (sobre todo) traerlos de vuelta.


Siete innovaciones tecnológicas y científicas que nos ha traído la exploración espacial

El cohete despegó con éxito desde una plataforma en Texas (Estados Unidos) y se alzó alrededor de 100 kilómetros. Posteriormente volvió a tierra tanto el propio cohete como la cápsula de la tripulación que llevaba a cargo. Una cápsula sin tripulación de momento, pues el cohete necesita pasar más pruebas de seguridad antes de llevar vidas humanas en su interior.

De momento lo que sí que ha hecho Blue Origin es aprovechar esta misión para enviar cargas útiles de la NASA, la Universidad John Hopkins, el Instituto de Investigación Southwest, la Universidad de Florida y más. De entre todas las cargas útiles quizás una de las más relevantes era la de la NASA, un conjunto de herramientas y sensores que ayudarán a futuras misiones lunares a aterrizar en el astro. Estos instrumentos pueden ayudar a los futuros módulos de aterrizaje tripulados a aterrizar con mayor precisión en distintas partes de la Luna.

Podemos ver el depsegue aproximadamente en el minuto 37 y su aterrizaje en vertical y perfectamente estable en el minuto 44, seguido posteriormente de la llegada de la cápsula:

Este vuelo de prueba se ha producido tras numerosos retrasos causados por la pandemia global y condiciones meteorológicas. De hecho, el último vuelo de prueba de Blue Origin fue en diciembre de 2019, justo antes de que todo comenzara.

Trabajos para la NASA y turismo espacial

El objetivo final de Blue Origin con New Shepard es poder llevar a humanos al espacio y de vuelta. La idea es poder llevar a turistas al espacio en estos cohetes para que experimentan auténtica microgravedad. Con esto, por fin, comenzar a monetizar de verdad el programa espacial de Blue Origin.

Dims Interior de la cápsula para turistas de New Shepard.

Otra forma que tiene Blue Origin de sacar partido de todo el desarrollo que han hecho durante estos últimos años es mediante misiones para otras organizaciones o empresas. La NASA apunta a ser uno de sus principales clientes para llevar a astronautas y científicos en estos cohetes, pero también para misiones a la Luna con un posible lander. Eso sí, si son los elegidos.

Vía | Space



Link